Cómo combatir el acné: remedios y soluciones

El acné es una enfermedad inflamatoria de la piel causada por una infección bacteriana de la piel que provoca la obstrucción de sus poros y la aparición de diferentes lesiones y erupciones en la piel.

Remedios para eliminar el acné

La tendencia a tener acné es heredada y, aunque no puede prevenirse, la higiene adecuada puede ayudar a disminuir los efectos de éste.

Genéricamente hablando, los tratamientos de acné exitosos proporcionan pequeñas mejoras entre la primera y la segunda semana y, entonces, el acné disminuye aproximadamente por unos 3 meses; después de esto, la mejora comienza a allanarse. Una combinación de tratamientos, puede reducir enormemente la cantidad y gravedad del acné en muchos casos.

1. Se puede reducir mediante la exfoliación de la piel que puede hacerse mecánicamente, usando un paño abrasivo, con un líquido rasgador o químicamente.

2. También se puede usar una amplia gama de productos bactericidas con peróxido de benzoilo, que tiene la ventaja de ser un fuerte oxidante, aunque puede causar sequedad, irritación local de la piel y enrojecimiento.

3. El uso de antibióticos, tanto por vía tópica como oral tienen como objetivo aniquilar las bacterias que han anidado en los poros cerrados, aunque estas sustancias se están volviendo cada vez menos útiles y efectivos debido a la resistencia común de nuevas bacterias.

4. En las mujeres, el acné puede ser mejorado con tratamiento hormonal utilizándose las píldoras anticonceptivas.

5. Si un grano es grande o no parece afectarle otro tratamiento, un dermatólogo puede administrar una inyección de cortisona directamente en él, lo que usualmente reduce la irritación y la inflamación casi de inmediato. Los efectos secundarios son mínimos, pero pueden incluir un blanqueado temporal de la piel alrededor del punto donde se ha puesto la inyección. Este método también acarrea un menor riesgo de cicatrización que una intervención quirúrgica.

6. El retinol es una forma de vitamina A, que también se usa para eliminar el acné, con un efecto similar pero con efectos secundarios más suaves. Los retinoides tópicos se vienen usando desde hace 30 años, pero solo son administrados bajo prescripción, de modo que no son tan ampliamente usados como otros tratamientos tópicos. También se puede reducir la secreción de grasas desde las glándulas, mediante la toma diaria de hormonas derivadas de vitamina A .

Este medicamento tiene efecto más duradero que los tratamientos antibacterianos y a menudo curará el acné para siempre. El tratamiento requiere supervisión médica por un dermatólogo porque el medicamento tiene muchos efectos secundarios conocidos, los cuales pueden ser graves. Alrededor de un 25% de pacientes, pueden recaer después de un tratamiento, y entonces se aconseja un segundo tratamiento de 4 a 6 meses más.

7. Se ha demostrado que usando fototerapia dos veces por semana, ha reducido el número de lesiones en un 64% e incluso es más eficaz que cuando se aplica a diario. Al contrario de otros tratamientos, se experimentan pocos o ningún efecto secundario y el desarrollo de resistencia de la bacteria al tratamiento parece improbable. Después del tratamiento, la limpieza puede durar más de lo que normalmente dura con otros antibióticos orales y tratamientos.

Las pequeñas exposiciones solares mejoran el acné. Sin embargo, una excesiva exposición al sol o a los rayos ultravioletas no está recomendada porque aumenta el riesgo de cáncer de piel.

Causas del acné

El acné se produce cuando las glándulas sebáceas, que producen grasa generan más secreción de la que la piel es capaz de eliminar por descamación, de tal forma que se producen tapones de grasa en los folículos (comedones). Cuando la superficie del tapón se oscurece se llaman espinillas; y si este se rompe pueden entrar células muertas de la piel que con la grasa acumulada y las bacterias de la zona forman nódulos infectados llamados pústulas (también conocidas como granos).

Si estas áreas infectadas de la piel son profundas, pueden expandirse al seguir produciendo grasa para formar quistes sebáceos debajo de la piel, que normalmente no son doloroso a menos que lleguen a estar infectados.

La suciedad no es la causa del acné, pero la suciedad y la grasa sobre la cara pueden agravar el problema, además de los cambios hormonales, la exposición a climas extremos, la tensión, la piel grasa, las alteraciones endocrinas, ciertos tumores, y el uso de ciertos medicamentos (tales como la cortisona, testosterona, estrógenos, y otros).

Si bien es cierto que en el empeoramiento del acné juega un papel importante la alimentación, el simple hecho de consumir ciertos alimentos como: el chocolate, las patatas fritas o el azúcar, entre otros, no es suficiente para originarlo.

Grados del acné

El diagnóstico de esta enfermedad se basa en la apariencia de la piel, y normalmente no se requiere ningún test.

Se clasifica en distintos grados relacionados con la gravedad de las lesiones, fundamental para el tratamiento:

1. Acné leve:, cuyas lesiones principales no son inflamatorias y en el que pueden aparecer pequeñas pápulas y pústulas, pero en un número reducido.

2. Acné moderado: existe un mayor número de pápulas, pústulas y comedones entre 10 y 40.

3. Acné moderadamente grave: existen numerosas pápulas y pústulas entre 40 y 100, normalmente con lesiones y profundas.

4. Acné grave: caracterizado por muchas lesiones nodulares grandes, dolorosas y lesiones pustulosas, junto con muchas pequeñas pápulas, pústulas y comedones.

Tratamientos y remedios Caseros contra el acné:

1. Una buena limpieza de la piel, tan frecuente como se necesite controla la grasa y con un paño limpio todos los días para prevenir infecciones.

2. Vapor o compresas húmedas cálidas para abrir los poros atascados.

3. Lavar el pelo con champú por lo menos tres veces por semana. Usar un champú anticaspa si es necesario.

4. Peinar el pelo hacia atrás para mantener despejada la cara.

5. Usar astringentes locales para quitar el exceso de grasa.

6. No rascar, tocar o frotar las lesiones.

7. Lavarse las manos antes y después del cuidado de sus lesiones para reducir el riesgo de infección.

8. Evitar el contacto de la cara sobre las manos.

9. Cuidar las comidas, lociones y maquillaje, evitando las cremas o cosméticos grasosos, que pueden agravarlo.

10. Tener en cuenta que el acné a menudo mejora en verano.

Todos estos tratamientos y remedios para eliminar el acné ayudan a combatirlo pero siempre es aconsejable acudir también a un dermatólogo.

1 Comentario en Cómo combatir el acné: remedios y soluciones

  1. nube 30 abril 2012 at 11:35 #

    Si el tratamiento del acné te irrita la cara y te la deja seca, lo mejor es que el médico te cambie a un producto con menor concentración de peróxido de benzoílo:

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes