Cómo exfoliar la cara y piel con remedios naturales y sus beneficios

Remedios naturales, exfoliación.

La exfoliación consiste en la eliminación de aquellas células muertas que puedan encontrarse en la piel. Este proceso se realiza por la piel de forma natural una vez al mes de media. Sin embargo, a medida que avanza el tiempo y la piel se envejece, este proceso se produce con menor frecuencia y de forma más lenta quedando las células muertas en la superficie ocupando el espacio de las nuevas células que quieren crecer. Esto provoca que la piel adquiera un tono menos vivo y con una textura áspera.

Exfoliar piel

Exfoliar piel

En este artículo te ofrecemos una serie de soluciones fáciles de hacer y con materiales caseros para la exfoliación de la piel, tanto del rostro como del cuerpo. Eso sí, una exfoliación semanal es más que suficiente, el exceso de esta puede causar daños en la piel. Un truco, con la piel húmeda los productos se deslizan mejor y se exfoliará mejor.

1. Exfoliante facial a base de miel.

Para ello necesitaremos los siguientes ingredientes y materiales:

• Una cucharada de miel.
• Dos almendras molidas.
• Una cucharada de limón.
• 1 L. de agua.
• Un recipiente redondo.
• Una toalla.

Procedimiento: antes de comenzar es importante limpiar la cara para proceder a someterla al vapor del agua durante cinco minutos, esto se hace poniendo en un recipiente un litro de agua caliente a unos centímetros de la cara cubriendo la parte de atrás con una toalla para evitar que se escape el vapor.
Una vez transcurrido los cinco minutos pasamos a realizar una mezcla con miel y almendras machacadas con una cucharada de jugo de limón. Esto se puede hacer una vez a la semana pasándolo por la piel para facilitar la exfoliación. Una vez hemos terminado, se elimina la mezcla con agua tibia.

2. Exfoliante con limón para manos y rostro

. Para la preparación de este segundo exfoliante natural serán necesarios estos ingredientes:

• Una cucharada de azúcar.
• 1 limón.

Procedimiento: una vez limpia la cara o las manos ponemos en un bol el azúcar con unas gotas de limón y se mezcla. Se aplica en el rostro con movimiento y se deja reposar hasta que se seque completamente. Una vez que se haya secado, se aclara con agua tibia.

3. Exfoliante corporal a base de sésamo.

Para la elaboración de dicho exfoliante necesitaremos:

• 1 vaso de semillas de sésamo.
• 1 vaso de sal marina.
• ½ vaso de aceite de almendra.

Procedimiento: se tuestan las semillas de sésamo para hacer que salga su aceite natural. Luego, se trituran las semillas con la sal. A la mezcla se le añade el aceite para crear la masa. Una buena opción es emplearla una vez te encuentres en la ducha, frotando en la piel para después eliminarlo con agua tibia.

Consejos para obtener mayores resultados:

• Después de la exfoliación es importante hidratar la piel.
• Evitar tocar el contorno de los ojos y las mucosas porque son zonas demasiado sensibles.
• Procurar mantener una rutina realizándolo una vez por semana.
• Cuidar la piel el resto de los días de la semana con un jabón especialmente indicado para tu tipo de piel.

Con estos tres tipos de exfoliantes y los consejos, seguro que obtendrás resultados asombrosos que serán apreciables incluso después de la aplicación.

Aún no hay opiniones, preguntas o comentarios. Sé el primero!!!

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes