Gluteoplastia: técnicas, cuidados y precauciones.

Una de las operaciones de cirugía estética que mayor popularidad está ganando, tanto entre hombres como entre mujeres es el aumento del tamaño de los glúteos. Esta intervención conocida como gluteoplastia, logra mejorar radicalmente el aspecto de dicha zona, consiguiéndose tanto un incremento de volumen, como una forma más esbelta. Existen dos técnicas diferentes, siendo cada una de ellas adecuada en determinadas situaciones.

Culo perfecto

Culo perfecto

Técnicas de gluteoplastia

Lipoinyencción Glútea

La primera de ellas, llamada Lipoinyección Glútea, consiste en la extracción de grasa corporal de otras zonas del propio paciente, que posteriormente se inyectará en los glúteos, dando la forma y volumen deseados. Una pequeña parte de la grasa inyectada será absorbida por el propio organismo del paciente, quedando el resto integrada en el músculo de manera permanente. Este procedimiento permite obtener resultados muy naturales, siendo una gran opción para todos aquellos que no deseen utilizar prótesis de silicona, eliminando así la posibilidad de rechazos, encapsulamientos, o asimetrías. Para esta operación no es preciso utilizar anestesia general, utilizándose habitualmente anestesia epidural, o anestesia local con sedación . Tiene una duración de unas dos horas, y no es preciso ingreso.

Tras la intervención, es preciso seguir unas precauciones para evitar cualquier complicación. De esta manera, durante el primer mes es necesario utilizar de manera continuada una faja elástica de sujeción, destinada a mantener la forma del glúteo. Durante la primera semana, además se deberá evitar sentarse directamente sobre la zona. Del mismo modo, durante este tiempo, es aconsejable dormir boca abajo. Por supuesto, como en cualquier otra operación, es necesario extremar la higiene, en la zona intervenida, con el fin de evitar una posible infección.

Implantes de silicona

El segundo método consiste en la utilización de implantes de silicona. Este método es más adecuado para situaciones en las que es necesario conseguir grandes incrementos de volumen, como en casos de glúteos planos o poco desarrollados. Se utilizan prótesis de silicona más planas y resistentes que las utilizadas en aumentos de senos, ya que estarán sometidas a mayor presión, al andar, correr, sentarnos…

Esta técnica se utiliza también cuando el paciente no dispone de suficiente grasa en otras zonas del cuerpo como para utilizar la Lipoinyección. La operación es algo más complicada, requiriéndose en este caso un ingreso de 24 horas. Generalmente se efectúa también con anestesia epidural. En primer lugar se realiza una pequeña incisión en la línea interglútea y a través de la misma se colocan los implantes bajo el músculo glúteo mayor. De esta manera la apariencia es totalmente natural, quedando además la cicatriz oculta.

Los cuidados que deberemos seguir tras la operación son similares a los de la técnica anterior, aunque extremando las precauciones, ya que en caso contrario se podrían producir desplazamientos o asimetrías.

Comparte esto:

4 Comentarios en Gluteoplastia: técnicas, cuidados y precauciones.

  1. rosana 9 abril 2014 at 0:13 #

    Me puedo realizar radiofrecuencia tripolar en los gluteos, si me he practicado hace 7 años una lipoinyeccion glutea con mi misma grasa corporal?

  2. Roberto 30 marzo 2012 at 18:55 #

    Hola. Soy monitor de gimnasio y nutricionista os aconsejo que, antes de realizar cualquier operación de este tipo, optéis por una vida sana y mucho ejercicio. Hay determinados ejercicios destinados para mejorar los glúteos y con ellos os aseguro que los resultados son asombrosos.
    Pero como todo, requiere tiempo y dedicación, una hora al día y tu cuerpo mejorará considerablemente. El tema de los glúteos no es como el pecho, es remediable a base de deporte y sacrificio, puedes moldear tu figura para sentirte a gusto con tu cuerpo. Elevando los glúteos, haciéndolos más firmes o más bonitos.
    Un saludo y espero haberos ayudado.

    • soraya 30 marzo 2012 at 19:09 #

      Yo hago dos horas al día de deporte y se nota mucho,tengo unos glúteos duros y tampoco es que me esfuerce tanto, creo que todos podemos conseguir grandes resultados con un poquito de dedicación diaria, apoyo a todo el mundo y os animo a practicar mas ejercicio para mantener un cuerpo bonito.
      ademas después de operarte, también tienes que cuidar tu dieta y hacer deporte para mantener el resultado, así que es lo mismo, de ejercitar no se libra nadie, ni aun pasando por un quirófano.

    • CHELO 24 junio 2017 at 16:30 #

      Preferibler es hacer ejercicio para fomentar el desarrollo de los glúteos y llevar una dieta sana. Las operaciones pueden tener complicaciones. Evitar riesgos innecesarios es lo mejor – así que hacer deporte y comer sano te llevará a tener un cuerpo como tú quieres sin tener que someterse a ninguna intervención quirúrgica.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes