Cual es la mejor Ortodoncia y qué Tipos hay? Todo

¿Cuál es el mejor tipo de ortodoncia para los dientes?

¿Qué es y en qué consiste?

La ortodoncia estética es la especialidad de la odontología que corrige los huesos y los dientes que están mal colocados, alineándolos y subsanado los problemas de mordida, al mismo tiempo que guían la dirección de crecimiento de los dientes y el desarrollo de los maxilares dando lugar así a un equilibrio en el aparato bucal y, en consecuencia, a una mejor estética del rostro.

Tratamiento de la ortodoncia

Lo más importante para hacer un buen tratamiento de ortodoncia estética es que sea realizado por un ortodoncista titulado podrá determinar el tipo de tratamiento a seguir basándose en instrumentos de diagnóstico (historia médica y dental, examen clínico, modelos, rayos X, fotografías y otros) con los que realizará una propuesta adecuada para cada caso.

Además, antes de comenzar cualquier tratamiento, es imprescindible que el paciente tenga una muy buena salud periodontal, es decir, de encías y huesos de soporte del diente, así como un buen control de su higiene mediante una correcta técnica de cepillado.

Si el paciente no controla bien la higiene cuando no lleva ningún tipo de aparato, al introducir en la boca elementos que retienen más comida, se puede provocar una gingivitis (inflamación reversible de la encía) o una periodontitis (inflación irreversible que conlleva pérdida de hueso de soporte del diente).

Después de instalados los aparatos, en cada consulta se ajustaran o cambiaran los arcos de alambre, lo que puede causar un poco de dolor en los dientes, señal de que estos se están moviendo, seguido de una sensación de dientes flojos que desaparecerá en pocos días. A veces se hace necesario el uso de elásticos o ligas de goma, cuyo uso ayudará a evitar movimientos indeseados que pueden llegar a prolongar el tiempo del tratamiento.

Una vez terminado la colocación de todos los dientes, se retiran los aparatos que se han usado y, para preservar los resultados obtenidos, se coloca en ese momento alguno de los métodos que existen de retención para que los dientes no se vuelvan a descolocar, ya que intentarán volver a la posición inicial. Esta retención se llevará el máximo tiempo posible para garantizar la correcta colocación dentaria, siendo incluso aconsejable que sea de por vida. En algunos casos es necesario el uso de aparatos extraorales, que van por fuera de la boca y que deben ser llevados no menos de 14 horas diarias.

La duración va a ser diferente en cada individuo, aunque suele ser de un año en los casos fáciles, y hasta dos años en los difíciles, aunque en los casos en los que se requiere cirugía, estos pueden tardar más de dos años.

¿Cuando se necesita una ortodoncia?

No existe una edad límite para realizar un tratamiento de ortodoncia. Sin embargo, en los pacientes adultos sólo se corrigen los dientes, utilizándose la cirugía ortognática en el caso de los huesos.

El buen desarrollo de los huesos y dientes depende de varios factores, entre los cuales los más decisivos son la herencia genética y los hábitos adquiridos durante la infancia.

Generalmente es el dentista general el que detecta las anomalías de ortodoncia, pero puede ser el propio paciente el que se de cuenta de que al morder sus dientes no chocan al mismo tiempo. Si se queda el mentón atrás, probablemente tendrá una anomalía llamada de clase I; y si la mandíbula va hacia adelante, será una clase III. Si queda un espacio entre los incisivos superiores y los inferiores, el paciente sufrirá otro tipo de anomalía llamada “mordida abierta”.

También hay otros casos en los que existen dientes que no han tenido espacio para colocarse en su lugar, quedando atrapados en el interior del hueso, generalmente en los caninos superiores.

En los tratamientos de ortodoncia infantil es muy importante intentar diagnosticar el problema cuando el niño todavía está en crecimiento, momento en el que se pueden corregir tanto los problemas de dientes como los de huesos, éstos últimos mediante la ortopedia.

Tipos de tratamientos de ortodoncia

Según el tipo de fuerzas que se apliquen, el tratamiento de ortodoncia se puede realizar de dos maneras:

1.Técnica fija (ortodoncia fija): mediante elementos adheridos a los dientes (bandas y brackets), con un conjunto de ligaduras a base de finos arcos elásticos de aleación metálica.

2. Los removibles, que permiten ser retirados de la boca por parte del paciente durante la higiene oral y en las comidas. De coste inferior y menos molestias que la ortodoncia fija, suelen ser ampliamente empleados en la ortopedia de los maxilares.

En muchas ocasiones los pacientes precisan de ambas técnicas para la resolución de su problema. Se habla, entonces, de tratamientos en dos fases: una primera removible, realizada a edad temprana y una segunda fase de ortodoncia fija realizada a mayor edad, cuando ya se ha producido o está a punto de producirse el recambio dentario completo.

Comparte esto:
Aún no hay opiniones, preguntas o comentarios. Sé el primero!!!

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes