Varices en las piernas: tratamiento, eliminación y remedios.

¿Cómo prevenir la varices? ¿Qué causas las favorecen? ¿Cómo curar, quitar, eliminar y qué remedios hay para las varices? Estas son las soluciones y tratamientos para su eliminación:

A) ¿Qué son las varices?

Las varices son una enfermedad que afecta a las venas, generalmente de las piernas, haciendo que estas se ensanchen y dilaten y provocando problemas de circulación sanguínea que pueden ser muy perjudiciales para la salud.

Si no se adoptan las medidas adecuadas para su tratamiento y se deja que evolucionen pueden originar complicaciones serias.

b) ¿Cómo prevenir las varices en las piernas?

Para reducir el riesgo de la aparición de varices es recomendable seguir unas pautas de comportamiento:

1. No permanecer mucho tiempo sentado, con las piernas cruzadas; ni de pie sin moverse.

2. No usar ropa demasiado apretada que comprima los músculos de las piernas (ligas, fajas, calzado apretado) y la cintura. Evitar los tacones altos.

3. Evitar temperaturas ambientales elevadas, y no exponer las piernas al sol en días de sol y calor.

4. Controlar el exceso de peso con una dieta equilibrada, sin exceso de grasas, dulces y sal. No tomar alcohol, café o té.

5. Tomar duchas frías en las piernas.

6. Dormir con los pies más elevados que la cabeza.

7. Mantener la piel hidratada.

8. Evitar las heridas y lesiones.

9. Usar medias elásticas desde la mañana a la noche.

10. Practicar ejercicio físico como pasear, correr a bajo ritmo, nadar, andar en bici, etc.

c) Causas que las producen:

Las varices se producen por un mal funcionamiento de las válvulas de las venas de las piernas, cuya función es la de ayudar a que la sangre siga su camino hacia el corazón.

Al no trabajar bien, mal la sangre se estanca en la venas, ensanchándolas y haciéndolas insuficientes.

d) Las causas por las que se producen son muy diversas:

1. La obesidad, al requerir las piernas gruesas un mayor aporte sanguineo, lo que favorece que las venas se sobrecarguen.

2. El sedentarismo, que provoca un mayor estancamiento de sangre y una mayor sobrecarga valvular.

3. Trabajos prolongados de pie, con los que el sistema de retorno debe trabajar siempre en contra de la gravedad.

4. Los anticonceptivos, que provocan la retención de líquidosy favorecen, de forma específica, el fallo de las válvulas de las venas reticulares.

e) Clasificación de las varices

Las varices se pueden clasificar de varias maneras, y según su tamaño las hay:

1. Pequeñas, que normalmente constituyen sólo un problema estético, aunque a veces pueden producir sensación de pesadez y cansancio en las piernas.

2. Medianas que, con la edad suelen producir flebitis superficiales dolorosas, o pequeñas varicorragias (sangrado de una vena).

3. Grandes, de tratamiento obligatorio, pudiendo producir dolor, úlceras u oclusiones de las venas por trombosis.

Dentro del estancamiento de la sangre en las extremidades inferiores hay que diferenciar dos tipos de enfermedad:

1. Las varices esenciales o primarias, dilataciones de las venas del sistema superficial, fácilmente reconocibles y que pueden verse y palparse bajo la piel. Los síntomas suelen ser escasos, al no afectar al sistema profundo.
2. Insuficiencia venosa del sistema profundo, cuando las venas profundas se obstruyen y la sangre fluye hacia el sistema superficial.

f) Síntomas de las varices

Las varices pueden manifestarse por distintos síntomas como:

1. Cansancio y pesadez, relacionado con el calor, sobre todo por la tarde; que cede caminando y con la elevación de las extremidades inferiores.

2. Dolor.

3. Calambres, sobre todo en las noches y en los gemelos, que ceden paseando.

4. Picores, que pueden provocar una infección por el rascado.

5. Edemas, que constituyen el signo de mayor importancia.

h)Tratamiento para la eliminación de varices en las piernas

El diagnóstico de varices debe hacerse con el enfermo de pie, y no se puede iniciar un tratamiento a ciegas sin tener previamente una exploración la circulación venosa o arterial. En muchos casos, la ecografía nos demuestra que las varices no siguen los mismos patrones en todos los pacientes.

Las técnicas con contraste yodado no están indicadas en la mayoría de los casos, al ser dolorosas, peligrosas y dar una información estática de la circulación sanguínea.

Una vez realizado el diagnóstico, deben valorarse las circunstancias de cada paciente, ya que no todas las varices deben operarse, sólo en caso de dolor, alteraciones cutáneas o eccema de la piel; por complicaciones como la flebitis (inflamación de una vena) las úlceras (lesiones cutáneas) o las varricoragias (sangrado de las varices); o por estética.

Para tratarlas o curarlas se pueden utilizar varios métodos:

1. Tratamiento médico, con el uso de tónicos venosos para las molestias y varices asintomáticas.

2. Tratamientos quirúrgicos, como el. stripping o arrancamiento de las venas (más agresiva), y la técnica chiva, que permite con menor agresión quirúrgica una recuperación más rápida y menos dolorosa.

3. Tratamientos no quirúrgicos, mediante el uso de esclerosantes, láser o espuma.

La aplicación del láser en el tratamiento de varices ha supuesto un gran avance para la eliminación de las varices, ya que permite tratar de forma indolora y eficaz tanto varices superficiales como las más profundas.

Comparte esto:
Aún no hay opiniones, preguntas o comentarios. Sé el primero!!!

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes